lunes, 14 de mayo de 2018

Comunicado Ricardo Portabales Jr. Operación Necora. "Fariña".

Con referencia a las informaciones recibidas sobre mi progenitor Ricardo Portabales Rodríguez, me veo en la obligación de emitir el siguiente comunicado público :

-Que mi progenitor Ricardo Portabales Rodríguez, ex narco arrepentido de la llamada Operación Nécora y testigo protegido por el Estado, ha contactado con distintos medios de comunicación, así como periodistas, lanzando un mensaje claramente estratégico y manipulador en el que dice supuestamente haber demandado a la productora de la serie Fariña. (Bambu Producciones y Antena3)

-Que – según mi progenitor Ricardo Portabales Rodríguez – dicha demanda se ha realizado con la intención de conseguir dinero para mi MADRE, de la que no se ha ocupado jamás desde que abandonó a toda la familia, incluídos sus cuatro hijos, dejándonos en el más absoluto desamparo.

-Que – según mi progenitor Ricardo Portabales Rodríguez - , su estado de salud se encuentra “al límite” y afirma “ver cercana la hora de su marcha”, por lo que dice “querer conocer a sus nietos” haciendo gala de una postura emocionalmente chantajista que parte de una estrategia meditada, siendo estas posturas manipuladoras características de su personalidad con un ánimo de protagonismo evidente así como de conseguir dinero.

Que Ricardo Portabales Rodríguez dice querer “decir la verdad”, de cuya manifestación se deduce que no la debe haber dicho hasta ahora, hecho que cuestiona todas sus declaraciones anteriores, en las que nunca sabremos si mintió, ocultó información o manipuló (como es su especialidad) ocultó información o manipuló esa “verdad” que ahora dice estar dispuesto a revelar.

Que Ricardo Portabales Rodríguez, ahora en un acto de sublime humanidad, ausente hasta la fecha durante casi dos décadas, diga que quiere “ayudar” a mi MADRE con el dinero que pueda conseguir si la desmanda prospera, olvidando el trato que infringió a la que fue su primera esposa y es mi MADRE, donde imperaba el machismo, la misoginia y otros asuntos que por delicadeza y respeto a mi MADRE no voy a exponer públicamente, forma parte de un mensaje al más puro estilo de culebrón televisivo por entregas.

Por último, le recordaré públicamente la bofetada que me dio siendo testigos los escoltas cuando nos “protegía” el Estado, bofetada que me empotró contra los coches oficiales ante el estupor de los escoltas. Y hechos como este los hubo a cientos, pero me voy a callar por ahora, puesto que es demasiado tarde para todo, y la única intención de Ricardo Portabales Rodríguez, ex narco arrepentido y testigo protegido, es la de lavar su imagen, aprovechando el tirón mediático que le concede la emisión de la serie Fariña, con un afán de protagonismo enfermizo en la misma medida que su ambición económica.

Cuento con el apoyo de mi MADRE y de mis tres hermanos, que estamos unidos al respecto, MADRE e hijos a los que abandonó por completo y de los que nunca se ha ocupado.

Ricardo Portabales jr.

Fotos Ricardo Portabales Jr.












jueves, 10 de mayo de 2018

FARIÑA. La Otra realidad.

No seamos hipócritas, estoy seguro que alguno de los que legislan se mete unos tiritos de cuando en vez (sin generalizar obviamente).
Recordemos qué en los años 90 los carteles de Cali y de Medellín (con Pablo Escobar a la cabeza) tenían conexiones con los narcos gallegos, y gracias a éstos introdujeron mucha mercancía a Europa.
Honestamente creo que si el juez Baltasar Garzón sobrevivió a la "Operación Nécora" sin un balazo en el cuerpo es simplemente porque los carteles sudamericanos obtenían tantos beneficios que ni se molestaban por operaciones judiciales en España, si bien es cierto que aquí tuvo gran repercusión.
Lo que no me creo, es que el mismo Pablo Escobar y los dirigentes del cartel de Cali, si se viesen realmente comprometidas sus operaciones en Europa por acciones de un juez en España, se cortasen un pelo para perpetrar una matanza más allá de las fronteras colombianas, como tristemente demostraron en dicha nación.
Y ojo, reconozco que la heroína, por ejemplo, fue una lacra asesina que devastó el tejido social de mi querida terriña, toda una generación de jóvenes y amigos perdida, pero que digan que Oubiña fue el asesino responsable de todo aquello o que la coca por sí sola mató a casi toda una generación de jóvenes...
Si se demostró que Oubiña traficaba con tabaco señores y posteriormente hachís, y que la catástrofe social ocurrida en Galicia se produjo principalmente por el consumo de heroína (sobredosis letales, robos con violencia debido al terrible síndrome de abstinencia a opiáceos y la consecuente necesidad de disponer de más heroína, VIH y hepatitis víricas por ser usuarios de la sustancia por vía parenteral...).
Anda que los "periodistas", para fiarse de ellos meu.
Menos sensacionalismo y más rigor, en todo caso denle verdadera voz a las autoridades sanitarias y judiciales, conjuntamente, que seguro aportarían datos objetivos, fiables e interesantes. Pero eso.. NO INTERESA.
Ricardo Portabales Jr.
Hoy os contaré a modo de "historia" cómo los colombianos llevaron la “fariña” (harina) a nuestra tierra.
“Nada hay de particularmente nuevo en nuestro actual problema con las drogas. Ni nada hay particularmente nuevo en prever una vuelta al libre mercado de drogas.
No necesitamos redescubrir la pólvora para resolver nuestro problema con las drogas. Todo lo que necesitamos es dejar de actuar como chiquillos tímidos, crecer y ponernos en pie”, dice Thomas Szasz. Una sentencia vigente en esta época de guerras. Una de las numerosas leyendas de origen bíblico que han cuajado en Galicia se refiere a la creación de esta tierra por un “despiste” de Dios.
Como bien saben, según el "cuento bíblico", al séptimo día descansó (Génesis 2:2) y, sin querer, apoyó una de sus manos, se supone que enormes en nuestra concepción antropomórfica, en esta parte del planeta. Las rías gallegas son, así, la huella de la mano del Creador.
Esta especial orografía hizo posible, milenios más tarde, que Galicia fuese un Edén para los introductores de cocaína colombiana en los años ochenta del siglo pasado.
Vayamos un poco más atrás:


La llegada de la cocaína a esta parte en concreto de Europa (Mi Tierra) no se entendería sin la presencia anterior de otros tráficos y de una organización predispuesta a dejar circular todo tipo de sustancias ilegales. Galicia, al igual que México, es tierra de frontera. Al sur, con Portugal, un país casi hermano en lo que se refiere a lengua y costumbres y, si nos ponemos históricos, al norte con Inglaterra “mar por medio” (con esta fórmula se escribían los legajos testamentarios en el norte de Galicia para referirse a las fincas que terminaban en el mar Cantábrico). En tiempos de la Segunda República española. la que luego sería derrotada en la guerra civil por el dictador, también gallego, Francisco Franco ya se producía el fenómeno del estraperlo, comercio ilegal de artículos sujetos a impuestos (sobre todo tabaco y café) a lo largo de toda la “raia” raya, límite— con Portugal. Con la llegada de la dictadura franquista, y debido fundamentalmente a una posguerra que dejó a gran parte de España sumida en la miseria y el hambre, estos tráficos aumentaron, puesto que el Estado sometía a racionamiento a gran cantidad de artículos de primera necesidad.
Son innumerables las historias de estraperlistas incluyendo mis abuelos y bisabuelos huyendo de la guardia civil en las fronteras de Lugo y Ourense, las provincias que lindan con Portugal mis abuelos por parte de padre, mi abuela Ángela y mi abuelo Antonio, también como muchos vecinos en sus tiempos ese estraperlo estaba a la orden del día, sobre todo el café y la achicoria así como otros determinados productos que estaban vetados, mi abuela me contó hace muchos años que las pasaban con mucho miedo, recorriendo los montes de la tierra a hurtadillas por la noche por miedo de que la guardia civil interviniera, el que no fuera amigo o conocido esa noche le darían lo suyo en el cuartel…Pero nunca (Todo hay que decirlo) tuvieron problema alguno. Y recordemos que toda España en aquel tiempo era una cárcel.


El estraperlo, origen de la caída de la segunda república. 
Como decía, con la llegada de la democracia, a finales de los setenta, no terminó el asunto. Se habían implantado ya las primeras bateas, los criaderos de mejillones que convirtieron a Galicia en uno de los mayores productores mundiales de este molusco, y sus estructuras flotantes eran ideales para guardar el tabaco que venía (libre de impuestos) de América.
Bateas criaderos de Mejillones (Galicia)
El “Winston de batea o Rubio de Batea” como le llamaban y le llaman en todos nuestros pueblos de Galicia llegó a ser más caro que la marca oficial de la Tabacalera española, pero daba un estatus más "chic". Al igual que los viejos estraperlistas, los contrabandistas de tabaco eran tolerados por la población en general, en una región española que siempre estuvo a la cola en la mayor parte de índices económicos, debido sobre todo al exacerbado centralismo de Madrid.
Cuando aún se pensaba que el tabaco incluso podía tener efectos beneficiosos para la salud ¡tanto nos han mentido las tabaqueras! los que se buscaban la vida con su contrabando en Galicia habían establecido una tupida red de influencias y complicidades. Estaban metidos los principales sectores primarios madereros y pescadores y su producto servía para comprar voluntades en otros estamentos... (Por ejemplo, Política.. etc...) Tanto es así que, ya casi desaparecido (aunque dicen que vuelve a repuntar por la crisis económica), a los grandes líderes contrabandistas apenas les supuso penas de cárcel y el Estado se limitó a incautar una mínima parte de las sustanciosas ganancias que obtuvieron. Pesqueros con casi diez millones de cajetillas que llegaron a entrar reportaban jugoso dinero a muchas familias humildes.

 
Las fábricas clandestinas de elaboración de tabaco para contrabando irrumpieron fuertemente en España.
Sin embargo, muchos de aquellos contrabandistas dieron el paso hacia la cocaína, una sustancia que conlleva en este país España las condenas más duras de toda Europa. Y es justo en la cárcel donde se establecieron las primeras conexiones entre los contrabandistas de tabaco y los primeros colombianos que trabajaban para los cárteles y buscaban rutas a Europa para su llamada “fariña” (harina, nombre con el que se llamaba vulgarmente a la cocaína en Galicia).  
Os dejaré un testimonio de un antiguo narco:
Luis (nombre ficticio) aún está cumpliendo condena, pero en libertad condicional. Por un poco menos de un kilogramo de cocaína con una pureza del 82% colombiana auténtica le sentenciaron a nueve años de prisión. Venía y ya llevaba en el negocio varios años, con muchos kilos transportados de Vilagarcía de Arousa (la ría de Arousa era el núcleo de entrada de la cocaína en Galicia) y en una inspección inesperada de su vehículo le encontraron el alijo. Su historia es un prototipo de otras muy similares en estas tres décadas de narcotráfico en mi tierra Galicia.
“Yo empecé a consumir cocaína sobre los 21 años. Trabajaba en un bar, por la noche, y era entonces una droga hablamos de principios de los años ochenta del siglo XX totalmente desconocida aquí. Eso de poder consumir un día o una semana seguida y no notar que te enganchase hizo que no se le adjudicase la gravedad de otras como la heroína, que ya estaba causando numerosos problemas entonces. Pero claro, comienzas esporádicamente, luego fines de semana y, ya se sabe, llega un momento en que no te lo pasas tan bien si no consumes. Es como sucede con la bebida: lo asocias con la diversión y llega un momento en que si no bebes te parece que no te puedes divertir. Pero el tirón psicológico es mucho más fuerte que con el alcohol, te lo digo por experiencia”, cuenta Luis.
“Yo el vicio sí me lo podía pagar, pero empecé a trabajar como comercial y a viajar. En parte era por salir del ambiente nocturno, a ver si podía controlar o moderar el consumo de coca, pero hete aquí que un día me llaman para hacer un contacto en una tienda de Vilagarcía de Arousa. El propietario de la tienda era un chico más joven que yo y conectamos muy bien desde el primer momento, no sólo a nivel ventas, sino también en lo personal. En la segunda ocasión en que nos vimos, tomando algo, ya salió el asunto... Coincidía que entonces le había cambiado el radiocasete al automóvil (era cuando aún no venían integrados) y este contacto me suelta: ¡Anda, si es el mismo que usa un primo mío. Es el mejor de esta marca! Resulta que su primo era uno de los destacados narcos de Vilagarcía.
Entonces aproveché, al principio para comprar barato para mi propio consumo, pero vi claro el negocio enorme que era aquello y empecé a moverme. En la zona de donde yo soy la droga era bastante cara, pues no entraba por allí y los precios estaban disparados, además de que la calidad no era tan buena. Entonces les comencé a comentar a mis camellos y barajé la oportunidad de oro para convertirme en distribuidor y ganarme un dinero”, decía. Sigue Luis.
“Yo no empecé con ninguna idea de llegar a nada, simplemente para cubrir mi consumo y sacar un dinerillo extra para algunos lujos”, explica Luis. “En una operación de unas horas me ganaba lo mismo que viajando de comercial tres meses, así que era muy tentador. Sólo por un kilo me podían pagar tres mil dólares de entonces, y eran operaciones que, si tenías contactos, podías repetir varias veces en un mes”. En cuanto a sus contactos en la meca del narcomercado gallego, Luis relata que conoció a todo tipo de narcos. “Los había muy, pero que muy discretos, más poderosos que el chico que me inició en el narcomenudeo, gente que nunca te creerías que estaban metidos en el ajo y que aún ahora no se sabe y siguen, o ya han salido sin que se haya sabido ni los hayan relacionado. Han tenido la suerte de que han visto el negocio en su punto más floreciente y han sabido retirarse. Lo que marcó el punto de inflexión fue la "Operación Nécora”.


La nécora es un crustáceo muy apreciado en la gastronomía gallega. Si no está en una mariscada, parrillada de mariscos típica, ésta no es completa. Con el nombre de este decápodo (tiene diez patas) se bautizó la principal operación contra el narcotráfico en Galicia, mal instruida en sus inicios 1990 por el archiconocido juez Baltasar Garzón  y el fiscal Javier Zaragoza entre otros... y que, tras muchos retruécanos, consiguió meter en la cárcel sobre todo a segundones de los principales capos. Un libro "de parte" el que lo escribió está en una asociación antidroga y es conocido de mi familia, Felipe Suarez, en el cuenta los pormenores (algunos exagerados, todo hay que decirlo, con relaciones entre mafias difíciles de comprobar) de esta operación. Se trata de La operación Nécora: Colombia-Sicilia-Galicia, triángulo mortal, como bien digo de Felipe Suárez hoy para mi, buen amigo qué no para otros que lo odian a muerte.
“Hasta la Operación Nécora cualquier persona, más o menos, podía ganar dinero con la cocaína descaradamente, sin demasiadas precauciones incluso”, continúa Luis. “A partir de ella se estableció como un filtro: sólo siguieron los narcos inteligentes, los más preparados. Antes había una permisividad total por parte de las fuerzas de seguridad del estado muchas de ellas estaban compradas. De hecho, hubo que cambiar hasta cinco veces a los mandos de la guardia civil en determinados puertos de entrada. Eran primos de los narcos muchas veces, o familia en algún grado, o habían estudiado con ellos. Al aparecer Garzón metió policía secreta que nadie conocía, que llegaban como turistas o viajantes, y paralelamente en el tiempo coincide con la irrupción de la telefonía móvil y los escáners, una tecnología que creyeron los narcotraficantes que les iba a beneficiar, pero que resultó letal para sus fines, pues ellos no sabían entonces que era más fácil pinchar un móvil que un teléfono fijo”, aseguraba “Luis”...


“La cocaína de Galicia era toda de Colombia. Alguna partida pequeña podía venir de Perú o Brasil, en contenedores. Pero la llamada "cocaína de descarga", la de las planeadoras (embarcaciones pequeñas de muchos caballos de potencia para acercar la droga desde los grandes pesqueros en alta mar hasta las recónditas playas de Arousa), venía toda directa de Colombia.
Los gallegos metían la droga de los colombianos y les pagaban con la misma cocaína: la mitad era para ellos. De mil kilos llegados, 500 se quedaban para distribuir aquí. El resto ya los movían los colombianos desde Madrid, donde la cortaban aún más, por sus rutas por España y Europa.
En aquellos años el 80% o más de la cocaína consumida en Holanda, Italia y otros países había tocado tierras gallegas. Los colombianos establecidos aquí, que eran secciones de los grandes cárteles, suministraban sobre todo el Levante español (Valencia y sur de España). Galicia abastecía sobre todo el norte de España, desde el País Vasco y Asturias hasta León. También se fletaban desde aquí barcos deportivos para Inglaterra u Holanda, con partidas “pequeñas”, de 200 o 300 kilos. Desde aquí no solía haber correos gallegos hacia otros lados”, dice Luis...
Una pregunta que asomaba, era como se llevaban entre ellos los narcos, el me comento que según su experiencia, y luego de haber tratado a muchos, me decía que “eran bastante
colegas, podían hablar mal unos de otros, pero no se la jugaban entre ellos. Procuraban cuidarse de los que habían estado en la cárcel y habían salido demasiado pronto, pues podía tratarse de chivatos y no ofrecían confianza. Sólo los muy grandes llevaban algún tipo de protección, como armas o guardaespaldas.
Entre ellos pactaban los precios de salida de la coca, se ponían de acuerdo y prestaban ayuda con la red de apoyo (desde empresarios de la madera o de los mejillones que blanqueaban dinero o usaban sus naves industriales para guardar el material hasta los que fabricaban planeadoras para traslados rápidos a la costa). Y también se ayudaban mucho en el asunto de la lotería”.
¿La lotería?, preguntó mi amigo con ingenuidad. “Sí, contestó, la zona de Arousa en Galicia es de las más afortunadas de España en cuanto a sorteos de lotería al igual que la de Valencia. En esos años tocaba muchas veces. Los narcos buscaban a los auténticos ganadores por todo el país y les ofrecían más dinero que el del premio (por ejemplo, si en la loto tenías un boleto ganador de 10 millones de pesetas, ellos te daban 12 en dinero B).
Se han dado casos muy simpáticos de ciertas oficinas bancarias que colaboraban con los narcos en este blanqueo por la lotería y algunos días, en que tocaba inspección de Hacienda en la sucursal, los banqueros distribuían esas cantidades no justificadas de los narcos en pequeñas sumas entre todos los clientes. Entonces llegaba un cliente al cajero automático y se encontraba con un saldo millonario, cuando su cuenta era la de un trabajador normal. Era una situación que sólo duraba unas horas, claro, para encubrir las cuentas relacionadas con los narcotraficantes”, dice Luis...
“Ahora no hay aquello dice... (nota: sigue pasando, explico, que por fuentes muy fiables a mi persona, se tiene constancia de clientes con grandes sumas inexplicables, de la noche a la mañana…)  sigue… los grandes capos están en la cárcel aunque muchos ya han salido, dice, los colombianos ya no operan tanto por Galicia, aunque siguen en España.
Si entra algo es muy poquito en relación con lo que había… (Evidentemente yo discrepo con mi "fuente" en esta afirmación)
A mí durante años me supuso vivir muy bien (sigue..), a todo lujo, una tranquilidad económica muy grande pero siempre con miedo a que me pasara algo, que finalmente me pasó, ya que perdí mi libertad.
A nivel de salud me emparanoié bastante, consumí más de lo deseable, tuve problemas con mis relaciones amorosas pues no dormía y eso me perjudicó. A día de hoy no quiero saber de ese mundo, pues trae más perjuicios que beneficios. Cuando eres joven te crees inmortal, que nunca te van a pillar y todo eso...
La gente que sigue en este negocio muchos años es porque no consume: si eres cocainómano bajas la guardia y, tarde o temprano, caes”. Los colombianos han perdido la confianza en los gallegos. En estas tres décadas de relación apenas ha habido violencia, los muertos por ajustes de cuentas o venganzas no pasan de uno por año…Pecata minuta si lo comparamos con un solo año en, por ejemplo, los estados mexicanos de Sinaloa o Chihuahua.
Desde el año 2000 la infraestructura de los narcos galaicos se fue desmantelando como quien retira capas a una cebolla. Se imputó a los que blanqueaban, a los que “arreglaban” las planeadoras, a los que guardaban la droga y “no sabían” de quién era. Los frutos de todo aquel dinero aún se pueden ver en muchos lugares de Arousa y otras partes de Galicia, grandes tiendas de marca que no tienen a nadie que compre, jóvenes sin trabajo pero con grandes automóviles de lujo, enormes casonas que necesitarían varios criados sólo para mantener limpia la piscina. Los narcos, en su mayoría grandes devotos de la Virgen María "sobre todo de la del Carmen", que es la que protege a los marineros, ya no ponen tantos billetes de 200 euros en los mantos de las figuras que sacan en procesión durante las fiestas de sus pueblos.

 Vilanova muestra todo su fervor a la Virgen del Carmen.
Sigue comentando que en su turismo carcelario por España conoció a unos cuantos narcotraficantes. “Ramón era colombiano y compartimos abogado”. En aquella cárcel madrileña enseguida consiguió contactos para que le dieran un puesto de trabajo y seguir manteniendo a su familia en Colombia. No era casualidad.. el dinero, cuando fluye a espuertas, corrompe cualquier estamento. En el mismo módulo conmigo estaba, en esos mismos meses, Fulbert, un congoleño que se metió a pasar cocaína para poder juntar dinero y cumplir su sueño de ser actor en Hollywood, o al menos especialista en artes marciales. A Fulbert, no sé si por el color de su piel o porque no tenía dinero, lo más que le dejaron hacer en aquella cárcel de Madrid fue impartir un cursillo gratuito de iniciación al jiujitsu, un arte marcial de los varios que practicaba. Tampoco a Matthew, mi compañero de celda, que intentó buscarse la vida introduciendo coca en Inglaterra desde Sudáfrica sólo a un novato se le ocurre pasar por el aeropuerto de Barajas, el más vigilado de Europa en cuanto a sustancias estupefacientes se refiere le ofrecieron ese puesto remunerado de trabajo...
Pero "falábamos" (hablábamos) de Galicia y seguimos hablando con “Luis”… en los dos penales en los que estuve, la principal droga, con la que también se traficaba, era la legal. Me explico: las pastillas eran lo más socorrido para colocarse. Sobre todo el Trankimazin, un ansiolítico benzodiazepínico de acción corta. Décadas antes los presos se colocaban casi hasta la muerte con rohipnoles, hasta que fueron prohibidos. Pero en la cárcel también entra droga foránea, generalmente introducida por familiares de presos en sus cavidades corpóreas más recónditas. Los carceleros (Funcionarios) suelen comentar en privado que estaban más contentos antes, cuando sabían que lo que los colocaba los dejaba tranquilos (porros de hachís, sobre todo).
Ahora, con las nuevas pastillas, las reacciones de los presidiarios pueden ser de extrema violencia. Un empastillado puede atacarte simplemente porque lo miras, como me ha pasado alguna vez.
En el penal de Teixeiro (A Coruña) compartí celda con Brian, un holandés al que apresaron con 600 gramos de cocaína. Brian fue mulero (llevaba la cocaína en su estómago) durante varios años cubriendo rutas por todo el mundo, desde Venezuela hasta Singapur. También cayó en Barajas. La pena que le impusieron aquí fue de cinco años, pero gracias a los acuerdos judiciales con Holanda, apenas cumplió dos y lo extraditaron a su país, donde hasta dos kilos no se considera tráfico y tan sólo imponen multas. Allí salió libre al llegar. ¿Tiene algún sentido la prohibición de drogas con distintas penas según el país del mundo en que estés? Sí, claro, para las mafias que operan con ella, pues supone variar el precio. Cuanto más peligro, mayor precio, más negocio. También más capacidad de corrupción.
¿Se ha convertido Holanda un narcoestado?
Los consumidores se adaptan a los tiempos. Como explica Thomas Szasz en su libro Nuestro derecho a las drogas, estamos pasando a un “comunismo químico”. La industria farmacéutica, con la ayuda del control estatal, está sustituyendo las sustancias con las que el ser humano se ha colocado desde tiempos inmemoriales.
Hasta aparecen estudios sobre las sustancias que corren diluidas por nuestros ríos y casi todas ellas son para atontar a la humanidad. A mucha gente hay que recordarle que la cocaína fue legal se compraba en farmacia en Europa durante mucho tiempo.
En Holanda el único país en el mundo que se atrevió a tener una política permisiva con respecto a los estupefacientes llegó a haber una fábrica de cocaína en Amsterdam que abastecía sobre todo a los soldados drogadictos durante la Primera Guerra Mundial.
Esta fábrica se reconvirtió en 1942 y pasó a fabricar ¿no lo adivinan? anfetaminas para colocar a los alemanes en la Segunda Guerra Mundial.
La relación entre la guerra y las drogas viene de muy lejos (en el Imperio Romano había plantaciones de cannabis en ambos márgenes del territorio conquistado, los soldados romanos no eran más valientes que los demás, iban más colocados). Pero ésa es otra historia que algún día les contaré..
Ricardo Portabales Jr.
Por cierto:
El libro de Szasz termina así: “Nada hay de particularmente nuevo en nuestro actual problema con las drogas. Ni nada hay particularmente nuevo en prever una vuelta al libre mercado de drogas. No necesitamos redescubrir la pólvora para resolver nuestro problema con las drogas. Todo lo que necesitamos es dejar de actuar como chiquillos tímidos, crecer y ponernos en pie”. Tantas décadas de prohibición y de lucha contra una palabra (drogas) ya han visto lo que ha traído. Quizás sea hora de que se prueben otras opciones, de que nos pongamos en pie. Aunque todos nos tememos que hay demasiados intereses creados como para revertir esta situación, que no es consecuencia más que de las leyes que impuso Estados Unidos al mundo sobre determinadas sustancias. El Imperio, ¿recuerdan?


Fariña Entrevista en Exclusiva Vuelo 714 Radio Ricardo Portabales Jr. & Padín 2018







martes, 27 de febrero de 2018

Operación Nécora: La familia Portabales, dos décadas de abandono por parte del Gobierno español.



Sin mi madre no existiría la Operación Nécora.

Corría el año 1989, Ricardo Portabales Rodríguez y Manuel Fernández Padín, pequeños contrabandistas de tabaco apresados, se arrepentían del daño realizado a la sociedad y decidían poner fin a su calvario delatando a los capos de la droga de Galicia, con una carta enviada al juez de instrucción de Pontevedra, que viendo la envergadura del caso, decidió trasladarlo a la Audiencia Nacional, donde el reconocido juez Baltasar Garzón se hacía con el caso..
Después de diferentes investigaciones y casi un año después (septiembre de 1990), la Fiscalía Antidrogas presentaba acusaciones contra 49 de los arrestados en la operación.
Es entonces cuando la Familia Portabales, comienzan su calvario. La familia, formada por el propio Ricardo, su mujer y cuatro hijos menores, recibe la visita de una docena de agentes que les obligan a iniciar una nueva vida alejada de su Galicia natal, por su seguridad, ya que había sido uno de los artífices del destape de la mayor operación antidroga en la historia de España.
La colaboración de Ricardo Portabales con la Policía no acabó ahí y según relatan diferentes medios en la época, ayudó en otras muchas operaciones incluso desde latino américa donde hizo de su refugio, su hogar. La protección en un primer momento por parte del Estado fue la necesaria, ayudaron a la familia en su huída ofreciendo los medios disponibles por aquel entonces.
Con el paso de los días, empezó a nacer el arrepentimiento del arrepentimiento. Ricardo Portabales con su confesión era buscado por los clanes de narcotraficantes más poderosos del país, que a su vez salían de las cárceles tras cumplir condena en algunos casos, creciendo el temor a una represalia familiar.
Como es comprensible, sus vidas se vieron truncadas. Ansiolíticos, manías persecutorias y amenazas era el día a día de una familia que se sentía amenazada pero a la que gracias a ellos, muchas otras ponían fin al calvario de sus hijos enganchados a la droga. De hecho, muchas de las madres coraje arousanas que lucharon contra el narcotráfico, agradecieron públicamente el valor de Ricardo hoy se han olvidado de ellos.
Su hijo mayor, Ricardo Portabales Junior, relata diferentes situaciones complejas que vivió desde bien pequeño, como el abandono de su hogar y amigos. Años después, muchos de los jueces y políticos de por aquel entonces, lucen sus medallas al mérito mientras la familia sigue sufriendo y lo que aún es peor, sin casa, ya que la mujer de Ricardo Portabales ha quedado en la calle al ser desahuciada por el estado español.  El Estado los ha abandonado. 
Su hijo, Ricardo Portabales Jr, que relata sus vivencias a través del blog familiaportabales.blogspot.com.es, no disponía de una buena relación con su padre y dando a conocer el caso familiar no busca dinero, sino denunciar todo lo que ha vivido la familia, a cambio de protección los primeros años y desamparo total en los posteriores. Su madre, a la que Ricardo hijo idólatra, ha visto como de un día para otro es obligada a abandonar su vida e irse con sus cuatro hijos a la aventura.
Años después, separada de Ricardo y con 4 hijos que sacó adelante como bien pudo con el temor de tener que vivir escondida, ve hoy como la faltan recursos por parte del Estado ha desembocado en el desahucio de su vivienda, dejándola en la calle sin que esos políticos y jueces de este país que recibieron decenas de condecoraciones, muevan ni un solo dedo como en su día se vieron obligado a hacerlos los Portabales, jugándose la vida.
Por todo ello, Ricardo Portabales ha decidido denunciar con el siguiente comunicado a la redacción de Noticias Vigo y otros medios, la situación de su madre que se jugó la vida por un país, que hoy le da la espalda, con todo lo que ha sufrido.
COMUNICADO RICARDO PORTABALES JR:
¡¡ Justicia para mi madre señores políticos de mi país !!
 Mi madre dio  su vida por este país, la de ella y la de sus hijos y se lo pagasteis desahuciándola, a la calle como un perro, sin un euro ni para comprar un litro de leche.
Mal que les pese a ustedes, no dejan de ser, testigos a mi favor: Baltasar Garzón, Javier Zaragoza, Portabales (Padre), Carmen Avendaño, Felipe Suarez, Pedro J. Ramirez, Antonio Rubio, Manuel Cerdan, Rubalcaba, Rajoy, Aznar, Ex ministros y ministros de este país, España y mandos policiales. Y tantos y tantos otros que saben el problema que tiene mi madre y lo que han hecho con mi madre. ¡¡ Justicia!!
¿Donde esta la justicia en mi país? ¡¡ Justicia para mi madre!! Les repito una y optra vez, para que quede claro.
Después de que mi madre entregara su vida, pudiendo haber pasado algo no solo por culpa de su ex marido cómplice de ustedes, como por ejemplo, haber atentado contra su vida siendo inocente en todo y digo bien: ¡¡EN TODO!! y contra sus hijos, mis hermanos, “ustedes en su momento nos prometieron a mi madre y hermanos que no nos preocupáramos por nada”, que un su tiempo cuando todo terminara nos arreglarían la vida y ni siquiera le han arreglado su pobre jubilación y un medio para vivir, un medio de vida y ahora se encuentra con todas las puertas cerradas sabiendo que ustedes y no es la primera vez que lo hacen, levantan un teléfono y se soluciona todo pero ni eso. No se preocupan de la familia estén vivos o muertos.
Hagan el favor y escuchen mi grito de súplica que hasta verguenza me da tener que suplicar. Y no se olviden, las cientos de cartas que les llevamos enviado día a día sobre todo mi madre, desde el 2010 pidiéndoles justicia, ¡¡por lo menos contestenlas desde Interior!!. Y no digan que no tiene solución, cuando lo que no tiene solución es la muerte para ustedes si se soluciona todo, para los políticos y jueces de facto.
Cartas que enviamos a distintos organismos del estado oficiales del país. A la Casa Real, Ministerio del Interior, diferentes organismos del estado y todos hacen oídos sordos, de verguenza ajena!! todos tienen cartas de mi madre. ¿por qué no contestan? Por que no les da la gana, por que los Portabales les escocemos a todos.
Mi madre lo único que hizo fue atenderlos a todos ustedes cuando la necesitaron. ¡Y ahora qué? Contesten!! que tiene 62 años y la tienen abandonada. ¡¡Justicia!! solo para unos pocos.
Les recuerdo también qué no pedimos millones, los millones de euros son para ustedes, hemos pedido siempre una vivienda digna y un medio de vida para vivir!! y ni eso nos han dejado. Las medallas y los méritos para otros.
(fin comunicado)
Por todo ello, Ricardo Portabales Jr.  ha recogido sus vivencias en un libro que no le quieren publicar por miedo a denuncias después de 25 años en las cloacas del Estado, aunque comenta tiene para varios, relata las vivencias de su familia, de la Operación Nécora y detrás de la Operación Nécora. El libro según palabras del propio Ricardo, reflejará las vivencias no solo de unos niños a los que tomaron en Pontevedra con su madre y los llevaron en siete coches a un rumbo desconocido...
 
#Justiciaparamimadre 










domingo, 26 de noviembre de 2017





Increíblemente ignorante, pero intuitivo, inteligente e imprevisible.


El reciente fallecimiento de Salvatore Totó Riina nos trae el recuerdo una de las etapas más duras de la Historia reciente de Italia. En efecto, Riina no solo fue el capo mafioso más fuerte de la Mafia siciliana (conocida bajo el nombre de Cosa Nostra), sino también uno de los más sanguinarios que ésta haya conocido. Porque en los años setenta y, sobre todo, en los ochenta, sembró el sur de Italia de cadáveres, unas veces pertenecientes a otros clanes mafiosos, otras veces de representantes de la clase política italiana. Por citar alguna de sus ilustres víctimas, podemos recordar el nombre de Piersanti Mattarella, hermano del actual Presidente de la República italiana (Sergio Mattarella) y brutalmente tiroteado a comienzos del año 1980 cuando salía de misa.











Conocida es la influencia de la Mafia en Italia desde hace un siglo, aunque su virulencia se acentuó a partir del inicio de la decadencia del terrorismo de izquierdas y derechas que asoló Italia en los años setenta (célebres fueron las Brigadas Rojas, que en la primavera de 1978 secuestraron para finalmente asesinar a Aldo Moro, en ese momento Presidente de la Democracia Cristiana y uno de los mayores exponentes del ala izquierda de este partido),






En aquella etapa que se conoce como gli anni di piombo (los años de plomo).


Así, en los años ochenta Cosa Nostra fue ganando terreno en la isla de Sicilia ante la pasividad de la mayor parte de la clase política y solo se pudo poner coto a esta realidad cuando decidieron asumir un papel del máximo protagonismo dos jóvenes (ambos naturales de Palermo, capital de Sicilia) jueces anti-Mafia llamados Giovanni Falcone y Paolo Borsellino, todo ello con la inestimable colaboración de un mafioso “arrepentido” llamado Tomasso Buscetta, (Que por cierto aún tengo un ejemplar de su libro y firmado por él mismo Buscetta, algún día hablaré del el... Un buen tio traicionado claro está y por eso colaboró) Buiscetta les dio a Giovanni Falcone y Paolo Borsellino toda la información clave sobre el funcionamiento de la Mafia en Sicilia. Ellos serían los que llevarían ante los tribunales a casi medio millar de mafiosos en la segunda mitad de los ochenta, nada que ver con Portabales padre por supuesto... en lo que se conoció como el “maxi-proceso” contra la Mafia italiana, y que acabó con casi un centenar de ellos entre rejas...



Por supuesto otro día os escribiré también sobre el asesinato de Falcone... Aunque "se cree" que ya esta todo dicho y escrito sobre él, pero no todo...



Esta es una foto del juez Cesare Terranova luego de que la Mafia lo asesinara en una emboscada en 1979.


A mí me conmueve la pequeña mano colocada en el asiento, cerca de todo ese vidrio. Esta era gente que hacía su trabajo bien y por eso la mataban.



Volviendo a Riina y para terminar y no querer extenderme diré..



Qué Corleone ahora busca el tesoro escondido del "padrino" Totò Riina...

El día después de la detención de Salvatore Totò Riina en Palermo, tras más de dos décadas huido de la justicia, los alumnos del instituto de Corleone no fueron a clase... 

Os contaré que improvisaron una manifestación que terminó delante del Ayuntamiento, 


"Fue una alegría colectiva". decía Pippo Cipriani, alcalde de la localidad durante casi una década. "Fue una alegría colectiva". Algo muy diferente a la noticia de su desaparición, que todo el mundo esperaba por la avanzada edad del criminal y su precario estado de salud

"La muerte no suscita nunca alegría pero por dentro, cada uno de los vecinos de este pueblo sabemos que se ha cerrado un capítulo terrible

El de la mafia más ortodoxa que no se ha rendido al Estado y ni siquiera ha tenido una mínima concesión en el reconocimiento de las víctimas".

Ese mismo día, hace casi 25 años, la mujer de Riina, Ninetta Bagarella, 
y sus hijos Maria Concetta, Giuseppe, Salvo y Lucia, volvieron a Corleone. 
Los cuatro nacieron en la mejor clínica privada de Palermo y crecieron en clandestinidad. Ahora en el pueblo sólo vive la matriarca del clan y la benjamina, que hace unos meses solicitó el cheque bebé, una ayuda para familias con problemas económicos que el Ayuntamiento de Corleone rechazó concederle.
Ahora..
Enfrente del cementerio de Corleone hay un muro de las lamentaciones. Un paredón en el que hay escritas despedidas de los deudos, algunas recientes, otras ya casi borradas y tapadas por las siguientes como en un palimpsesto fúnebre. 
Adioses a padres ejemplares, a esposos de toda una vida, a hijos cuya muerte fue prematura. No hay una sola mención que remita al rencor por un asesinato, a la violencia, a la pertenencia a una «cosca» de la Mafia
Sin embargo, las tumbas que hay en el interior, buena parte de ellas provistas siempre de flores frescas, pues en Corleone nadie deja nunca de relacionarse con sus muertos, de visitarlos, de limpiarles los pétalos marchitos, reúne en el silencio a tantos mafiosos y a tantas de sus víctimas que sólo con ir remontando las genealogías de las lápidas podría escribirse la crónica de un siglo criminal en el pueblo siciliano marcado por el estigma mafioso.


El capo de la mafia fue enterrado en un cementerio lleno de misterios...

Un saludo.
Ricardo Portabales Jr-
.















































Comunicado Ricardo Portabales Jr. Operación Necora. "Fariña".

Con referencia a las informaciones recibidas sobre mi progenitor Ricardo Portabales Rodríguez, me veo en la obligación de emitir el siguien...

Familia Portabales dos décadas de abandono por el Gobierno de España.